Preguntas frecuentes sobre las células madre

Email

¿Debe almacenarse la muestra de sangre de cordón umbilical en el país donde se aplicaría en caso de que fuera necesario?

No. En primer lugar, las células madre de sangre de cordón deben crioconservarse con una compañía autorizada para la prestación del servicio en el país donde tenga lugar el parto y, por otro lado, en un laboratorio que pueda recibirlas y procesarlas en un plazo máximo de 48 horas a partir del nacimiento del bebé, ya que comienzan a morir a las 30 horas de su extracción. Sin embargo, en caso de que fuera necesario aplicar la muestra con fines terapéuticos, esta sería transportada en un recipiente que la mantendría crioconservada y, por tanto, podría viajar a cualquier punto del mundo sin correr riesgo de pérdida celular, porque solo se descongelaría en la clínica en el momento de su utilización.

¿A quién pertenecen las células madre?

Las células madre pertenecen al bebé del que se obtienen, cuya tutoría ejercen sus padres hasta que alcanza la mayoría de edad.

¿Existen problemas éticos o religiosos en relación con las células madre de cordón umbilical?

Ninguno. Las células madre se clasifican en embrionarias y adultas; las de sangre de cordón umbilical se inscriben en este segundo grupo porque pertenecen a un ser ya nacido.

En caso de parto múltiple, ¿deberíamos conservar las células madre de cada uno de los bebés?

Aunque los gemelos son totalmente compatibles por tener características genéticas idénticas, es aconsejable guardar las dos muestras de sangre de cordón umbilical, ya que ambas estarían disponibles y serían igualmente útiles para los dos bebés. La probabilidad de compatibilidad entre mellizos es la misma que la existente entre hermanos nacidos en partos distintos, por lo que también es conveniente conservar las dos muestras.

Si he conservado la muestra de células madre de mi primer hijo, ¿debo conservar también la del pequeño?

Es recomendable, dado que todas las razones por las que decidiste conservar la sangre de cordón umbilical de su primer bebé siguen siendo válidas. Si quieres que tu segundo hijo tenga la oportunidad de someterse a un autotrasplante, has de conservar sus células madre.

Además, esa nueva muestra podría ser utilizada en un tratamiento del hermano mayor: existe un 25% de posibilidades de que la histocompatibilidad entre hermanos sea perfecta y un 50% de que la muestra se pueda aplicar aun sin ser plenamente compatible; para que un trasplante de sangre de cordón umbilical sea viable han de coincidir 4 de los 6 tipos antígenos leucocitarios humanos (HLA) evaluados, es decir, la compatibilidad debe ser del 67% o superior. Cuantas más muestras se hayan crioconservado, mayores serán las posibilidades de tratamiento entre hermanos.

¿Por cuánto tiempo debe conservarse la muestra de sangre de cordón umbilical?

Indefinidamente. Desde una perspectiva económica, no tiene sentido invertir en el proceso de crioconservación y en su mantenimiento y decidir en un momento dado no continuar con la crioconservación. Y desde el punto de vista de la salud, razón que impulsa a los padres a conservar la muestras de sangre de cordón umbilical de sus hijos, es preciso tener en cuenta que la probabilidad de necesitar un trasplante de células madre aumenta con la edad. Incluso en el caso de que la muestra fuera pequeña, podría contener una cantidad de células madre suficiente para aplicar un tratamiento de medicina regenerativa. La ciencia apunta a que las células madre crioconservadas pueden mantener su viabilidad durante décadas; de hecho, ya se ha confirmado que se mantienen en perfecto estado durante 25 años.

¿Quiénes pueden almacenar esta sangre?

Sería ideal que todo niño pudiera congelar sus células y tenerlas disponibles en el futuro, ya que por el momento pueden salvar su vida en caso de sufrir una leucemia o un linfoma, pero la investigación apunta a que muchos de estos niños las pueden utilizar en el futuro para tratar y curar enfermedades tan graves como diabetes, las lesiones de la médula espinal, la cirrosis y las enfermedades cardíacas, entre otras. Por esta razón la congelación de las células madre de cordón permite a los padres brindarle a su hijo (y probablemente a sus hermanos) una fuente de células madre con gran capacidad de diferenciación y proliferación totalmente compatible genéticamente, pues son propias. Esto sin someterlo a un riesgo, pues la sangre se toma del cordón umbilical una vez el bebé ha nacido, sangre que de otra forma iría a la basura con este material tan precioso incluido.

¿Cómo y dónde se conservan?

Estas células deben ser conservadas en laboratorios especializados en criopreservación con el uso de termos de nitrógeno liquido a 196° C bajo cero y con estrictas medidas de asepsia y sistemas de monitoreo y alarma para evitar que cambios en la temperatura afecten la supervivencia de las células.

¿Es posible guardar las células madre para un futuro?

Actualmente existe la tecnología para congelar estas células y guardarlas así por mucho tiempo. Hasta el momento, las investigaciones han reportado un período aproximado de 25 años; período luego del cual, al descongelarlas, las células están viables. Se espera que suceda así por muchos más años.

¿Es posible utilizar las células madre para algún tratamiento?

Actualmente se utilizan las células madre de cordón umbilical para regenerar la médula ósea destruida por tratamientos para cáncer en la sangre tales como leucemia, linfomas, mielomas, anemias severas y algunas enfermedades autoinmunes. Se espera que en pocos años se puedan utilizar para regenerar hígado, corazón y neuronas, entre otras.

¿Cuál es la importancia de las células madre del cordón umbilical?

La sangre que se encuentra en el cordón umbilical y la placenta normalmente se descarta después del parto. Esta sangre es rica en células madre. Esta es una oportunidad única en la vida, para obtener y guardar células madre sin poner en riesgo al bebé y a la madre.

¿Dónde se encuentran las células madre?

Las células madre se pueden obtener de varias formas:
  • A partir de los embriones en el laboratorio luego de fertilización in vitro. Esto tiene grandes inconvenientes éticos pues se obtienen células a merced de la vida de estos embriones, por lo que se ha frenado a nivel mundial este proceso.
  • Médula ósea o tejidos periféricos del adulto. En este caso el problema radica en que son sumamente escasas, con poca capacidad de proliferación y diferenciación.
  • Trasplantes de médula ósea de donantes, práctica más común hoy en día pero que tiene serias dificultades: la primera es que es sumamente difícil conseguir un donante compatible por HLA (antígenos de histocompatibiliadad que le dan la firma genética a los tejidos de cada persona) y segundo que frecuentemente existe reacción de estas células contra los tejidos de la persona a la cual se trasplantan (reacción graft vs. host). Hoy en día muchas personas mueren mientras esperan poder conseguir una donación de este tipo.
  • Queda entonces una última opción que es la sangre del cordón umbilical.
¿Qué utilidad tienen las células madre?

Las células madre son células que pueden teóricamente dar origen a diferentes tejidos del cuerpo humano si son sometidas a diferentes estímulos. Hasta el momento se ha logrado diferenciarlas y utilizarlas clínicamente para producir células hematopoyéticas (de la sangre) como glóbulos blancos, glóbulos rojos, plaquetas, linfocitos, macrófagos, etc. Esto permite el tratamiento actual de leucemias y linfomas que destruyen las células productoras de la sangre que están en la médula ósea. También es sumamente útil para restaurar estas células de la médula ósea cuando una persona ha sido sometida a radio o quimioterapia que ha destruido la médula ósea (razón por la cual frecuentemente mueren los pacientes de cáncer).

Sin embargo en el mundo se está investigando fuertemente en la producción de células de distinta índole a partir de las células madre: células cardíacas (con lo que se podría restablecer la función del corazón en pacientes con infartos previos), células pancreáticas (con lo que se podría llegar a un tratamiento ideal para la diabetes), células neuronales (con lo que se podrían manejar patologías tan serias como las lesiones de la médula espinal como paraplejías etc.), células hepáticas (para el manejo de cirrosis y fallas hepáticas), etc. Tenemos mil puertas aún por explorar en ese campo.

¿Qué son células madre?

Son células con la capacidad de multiplicarse y generar todo tipo de tejidos como por ejemplo sangre, hígado, piel, o neuronas, entre otros.
Inicio | Contáctenos Recomendar Boletin
Dirección: Calle 12 N° 39 - 60, - COL Teléfono: 311 22 22 | Clínica El Rosario Consultorio 1001 Teléfono 3269100 EXT 1001
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.